Home Aceites Ozonizados Aplicaciones diversas del aceite ozonizado

Aplicaciones diversas del aceite ozonizado

aceite2

 

Las propiedades germicidas y la estabilidad de los aceites o grasas vegetales ozonizados, en particular los aceite de girasol, oliva y teobroma ozonizados, permiten su aplicación en el tratamiento de gran cantidad de enfermedades directamente provocadas, tanto por virus como por bacterias u hongos, Igualmente pueden ser utilizados en eI tratamiento de enfermedades de origen no infeccioso pero que presentan complicaciones por infección. Teniendo en cuenta las propiedades germicidas de esos aceites o grasas vegetales ozonizados, se relacionan una serie de aplicaciones novedosas dentro del campo de la oftalmología, como son el tratamiento de las queratitis superficiales, de las úlceras corneales, de la blefaritis, de la conjuntivitis de variada etiología y sus complicaciones (conjuntivitis hemorrágica epidémica, queratoconjuntivitis herpética, entre otras).

 

Aplicación del aceite de girasol ozonizado en el tratamiento de las queratitis superficiales. Se realizó un estudio en 164 casos portadores de queratitis superficiales, mayores de 15 años, cuyo diagnóstico fue mediante biomicroscopia. 80 pacientes recibieron el aceite de girasol ozonizado y 84 el tratamiento convencional. La adjudicación de los pacientes a esos grupos, se hizo aleatoriamente y se tomó como criterio de curación la desaparición de los síntomas y de los signos visibles en lámpara de hendidura, previa instilación de fluoresceína sódica. Al grupo experimental se le aplicó una gota de aceite de girasol ozonizado tres veces al día, midriáticos y vitaminoterapia oral. La medicación convencional al grupo control se basó en midriáticos, yodoxuridina, vitaminoterapia, y antiinflamatorios orales de tipo de la indometacina o bencidamina. A los 6 d de tratamiento, el 70 % del grupo experimental curó mientras en el grupo control solo el 11 %. A los 30 d presentaban curados el 98 % en el grupo experimental y el 62 %, en el grupo control.

Aplicación del aceite de girasol ozonizado en el tratamiento de la conjuntivitis hemorrágica epidémica y sus complicaciones. Se realizó un estudio con un grupo de 100 pacientes que presentaban conjuntivitis hemorrágica epidémica y queratitis, como una de sus complicaciones. Se les aplicó una gota de aceite de girasol ozonizado, dos veces al día. En todos los casos, al inicio y al final del tratamiento, se realizó un examen médico oftalmológico que incluyó un interrogatorio, medición de la agudeza visual, fondoscopia ocular, examen en la lámpara de hendidura y tinción con fluoresceína sódica al 2 %. Se obtuvo una rápida mejoría clínica del paciente desde la primera aplicación del medicamento, con una curación promedio de 5 días.

Aplicación del aceite de girasol ozonizado en pacientes con conjuntivitis de variada etiología. Se hizo un estudio con 130 pacientes portadores de conjuntivitis de diferentes etiologías a los cuales se les administró una gota de aceite de girasol ozonizado dos veces al día. Se comprobó una evidente mejoría en los pacientes a las 24 h de iniciado el tratamiento, así como la desaparición de los síntomas entre el tercer y cuarto días. No se observaron efectos secundarios indeseables durante el tratamiento, lo cual resulta de gran importancia teniendo en cuenta que los medicamentos habituales suelen estar contraindicados en este caso debido a las posibles complicaciones que pueden provocar.

Aplicación del aceite de girasol ozonizado en ei tratamiento de las úlceras corneales y la queratoconjuntivitis. Se realizó un estudio en 40 casos portadores de queratoconjuntivitis y 100 de úlceras corneales de etiología infecciosa: bacteriana (20 %), viral (44 %) y micótica (36 %), consideradas graves y no graves, en edades comprendidas entre 1 y 60 años. El diagnóstico de la lesión corneal ulcerosa se realizó basándose en sus características biomicroscopica en lámpara de hendidura, con raspado corneal con lanceta y siembra de la exudación en medio de cultivo bacteriológico y micótico y de inmunofluorescencia viral.

El criterio de gravedad en la úlcera corneal estuvo dado por el diámetro de la lesión mayor de 3 mm y la presencia o no de hipopión, así como por la profundidad del infiltrado. En ocasiones, estas patologías son resistentes al tratamiento convencional, evolucionan provocando cambios destructivos del globo ocular u opacidades de la córnea, con gran disminución de la visión. Al grupo experimental (50 pacientes) se les aplicó el aceite de girasol ozonizado con una frecuencia de una gota cada dos horas o cuatro veces al día, durante 15 d y al grupo control (50 pacientes), se le aplicó tratamiento convencional basado en midriáticos y ciclopléjicos, antivirales, antibacterianos y antimicóticos. En las úlceras no graves, el 100 % curó en ambos grupos, pero en los pacientes graves 61 % curaron en el grupo experimental y solo el 50 % en el grupo control, con diferencias significativas entre ambos grupos. En la queratoconjuntivitis, curaron el 95 % en el grupo experimental y el 80 % en el grupo control, con diferencias significativas entre ambos grupos. Igualmente, se observó una ostensible mejoría en los casos tratados precozmente con lesiones no extensas. Por otra parte, cuando se asocia el aceite de girasol ozonizado con el tratamiento convencional la evolución de la enfermedad en lesiones profundas del parénquima corneal se comporta mejor y la curación es más rápida.

Aplicación de aceite de girasol ozonizado en el tratamiento de la blefaritis. La muestra de estudio estuvo constituida por 40 pacientes que presentaban blefaritis, con infección bacteriana aguda. Veinte pacientes fueron tratados con aceite de girasol ozonizado tópico, tres veces al día, frotando el borde del párpado con un aplicador embebido en aceite de girasol ozonizado, durante 7 días. Los otros 20 pacientes fueron tratados, de igual forma, con pomada de gentamicina (al 0, 3 %) 4 veces al día durante 7 días. Se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos y se obtuvo un 95 % de curación con el aceite de girasol ozonizado y un 88 % con la gentamicina. Estudio comparativo de efecto del aceite de girasol ozonizado en la gingivoestomatitis con relación a tratamientos convencionales. Se trataron 160 niños, menores de 15 años, que padecían gingivoestomatitis aftosa. Los síntomas clínicos de los niños estudiados estaban dados por fiebre, anorexia marcada, saliveo, dolor gingival, astenia e intranquilidad, de varios días de evolución. El grupo experimental (60 niños) se trató diariamente con pinceladas de aceite de girasol ozonizado y los grupos controls con tres productos diferentes (siguiendo igual procedimiento que el grupo experimental) : yodoxuridina (60 niños), hibitane (20 niños), boroglicerina (20 niños). Entre et tercer y séptimo días de tratamiento se obtuvo la curación total de las lesiones en el 75 % de los pacientes tratados con aceite de girasol ozonizado y en el 6 % de los pacientes del grupo control, con diferencias estadísticamente muy significativas (p < 0, 001) con respecto a los otros tratamientos contrôles aplicados en igual período de tiempo.

Aplicación de aceite de girasol ozonizado en el tratamiento de la gingivoestomatitis herpética aguda. Este estudio abarcó el tratamiento de 113 pacientes con antecedentes de gingivoestomatitis herpética aguda, los cuales fueron tratados diariamente con aceite de girasol ozonizado. En el 76, 9 % de ellos, desapareció la sintomatología al tercer día de tratamiento; al séptimo día, en 20, 4 % y al décimo día, el 2, %. El microorganismo que se aisló con mayor frecuencia en las lesiones de los pacientes fue el Stafilccoccus aureus. Tratamiento de la gingivitis úlcero-necrotizante aguda con aceite de girasol ozonizado. Se realizó un ensayo clínico aleatorizado en un grupo de 48 pacientes afectados por gingivitis úlcero-necrotizante aguda. De estos pacientes, 24 conformaron el grupo con aceite de girasol ozonizado, mediante aplicaciones tópicas sobre las lesiones, tres veces al día, durante 7 días. El grupo control (24 pacientes) se trataron con aplicaciones locales de disolución acuosa de perborato de sodio, en forma de enjuagatorios, con la misma periodicidad que el grupo anterior. Las evaluaciones se hicieron a los 3 y 7 d de iniciado los tratamientos. En el grupo tratado con aceite de girasol ozonizado se obtuvo un 75 % de curación, en comparación con el grupo control que alcanzó el 29,2 %, con una diferencia significativa p < 0,01. En cuanto a los signos y síntomas evaluados: el sangrado gíngíval, los signos de inflamación aguda local y dolor gingival, desaparecieron más rápidamente en el grupo tratado con aceite de girasol ozonizado.

Aplicación del aceite de girasol ozonizado en el tratamiento de conductos radiculares infectados. La muestra de estudio estuvo constituida por 200 pacientes adultos que presentaban áreas de rarefacción radiolúcidas, acompañadas o no de fístula en dientes monorradículares. La selección de los pacientes, para el estudio, fue aleatoria. La muestra fue dividida en dos grupos de 100 pacientes: el grupo experimental recibió curaciones con aceite de girasol ozonizado, impregnado en bolillas de algodón estéril en cámara, a la entrada de los conductos. El cambio de cura se realizó cada 48 h. En el grupo control, se aplicó en el mismo lugar y de forma similar un bactericida líquido (cresofeno). En este grupo, se realizó la misma aplicación a los siete días. A los pacientes se les realizaron exámenes clínicos y radiológicos al inicio y al final del tratamiento. En el grupo tratado con aceite de girasol ozonizado, los resultados fueron significativamente mejores, con un 91 % de curados en comparación con el grupo control (55 %) con diferencias significativas (p < 0, 01). El 88 y el 5 % de los pacientes curados con aceite de girasol ozonizado y cresofeno respectivamente, necesitaron de dos a tres visitas a consulta con diferencias significativas entre ambos grupos. Los pacientes curados de grupo control requirieron en su mayoría de cuatro a seis visitas a consulta.

Aplicación del aceite de girasol ozonizado en el tratamiento de la alveolitis. Se utilizó el aceite de girasol ozonizado, como único medicamento, en el tratamiento de la alveolitis. Los resultados fueron comparados con las correspondientes a un grupo control, en el que se utilizó alvogil como tratamiento local, además de aplicar antibiótico oral. La muestra fue de 100 pacientes adultos, distribuidos aleatoriamente en dos grupos de estudio, de 50 pacientes cada uno. Se realizaron curaciones cada 72 h y tantas visitas a consulta como cada caso requirieron. El criterio que se tomó en cuenta fue la formación de tejido de cicatrización y la disminución o eliminación del dolor. Se alcanzó la curación en un 43 % de pacientes tratados con aceite de girasol ozonizado y en un 41 % los tratados con alvogil, sin encontrar diferencias significativas entre ambos grupos. En cambio, los pacientes tratados con aceite de girasol ozonizado, curaron más rápidamente y sólo requirieron de dos a tres visitas a consulta, con relación a los tratados con alvogil que requirieron de cuatro a seis visitas.

Aplicación de aceite de girasol ozonizado en la hiperestesia dentinaria. En este estudio la muestra estuvo constituida por 100 pacientes, distribuidos aleatoriamente en: 50 tratados con aceite de girasol ozonizado y 50 con placebo (aceite sin ozonizar). El medicamento fue aplicado diariamente en forma tópica. En la primera consulta después de iniciado el tratamiento, el 56 % de los pacientes tratados con aceite de girasol ozonizado, mejoraron su sintomatología, no así en ninguno de los tratados con placebo. En la segunda consulta, se alcanzó un 10 % de curación y un 70 % de mejoría en los casos bajo tratamiento con aceite de girasol ozonizado, mientras en el grupo placebo sólo se obtuvo un 20 % de mejoría. En la tercera y última consultas se logró un 91 % de curación y un 9 % de mejoría en los pacientes tratados con aceite de girasol ozonizado. En el grupo placebo, en esa consulta, sólo se alcanzó un 10 % de curación, un 30 % de mejoría y un 60 % se mantuvo igual. Los resultados indican que el vehículo utilizado, en este caso aceite de girasol, le confiere cierta protección a la dentina siendo esto quizás lo que motiva la curación o mejoría observada en el grupo placebo. Sin embargo, los resultados alcanzados con el medicamento en estudio fueron superiores, con diferencias estadísticamente significativas con relación al grupo placebo.

Discromía tratada con aceite de girasol ozonizado. Se estudió una muestra de 30 pacientes con discromía, 15 pacientes tratados con aceite de girasol ozonizado y 15 con perborato de sodio y acetona. Se excluyeron los dientes vitales que tenían discromía y sólo se les aplicó tratamiento a los dientes no vitales sometidos a pulpotomía. El blanqueamiento se obtuvo al 5 día de tratamiento, con iguales resultados para ambos tratamientos.

Efectividad del aceite de girasol ozonizado, en la mucositis inducida por citostáticos. Se realizó un estudio con 36 niños portadores de cáncer que presentaban mucositis. Se dividieron en dos grupos, uno tratado con aceite de girasol ozonizado y el otro con las terapias convencionales, que en este caso fueron la combinación de hibitane + nistatina.

En el 63 % de los tratados con las terapias tradicionales, las ulceraciones desaparecieron a los 8 d de tratamiento con seis curaciones diarias, mientras que con aceite de girasol ozonizado, en el 84 %, con tres curaciones diarias como máximo a los 5 d se observó curación total. Los resultados indicaron que el aceite de girasol ozonizado, presenta una efectividad clínica superior con respecto al hibitane y a la nistatina en el tratamiento de la mucositis.

Aplicación del aceite de girasol ozonizado en la periodontitis. En este estudio se emplea el aceite de girasol ozonizado, para valorar sus efectos en el tratamiento de la periodontitis simple moderada y en la prevención de su recidiva. Se realizó un ensayo clínico aleatorizado, controlado y a simple ciego en 84 pacientes de más de 35 años, de uno y otro sexo. Se aplicó tópicamente aceite de girasol ozonizado, a 42 pacientes, en la zona intervenida quirúrgicamente y a los 7, 14 y 21 d del postoperatorio, en los tejidos periodontales adyacentes. El grupo control estuvo conformado por 42 pacientes, a los cuales les realizó el tratamiento convencional con ciorhexidina (disolución acuosa 0,2 %). A todos los pacientes, se les aplicó el índice de análisis de la higiene y se les realizaron exámenes clínico-radiográficos y controles microbiológicos, al inicio, a los 21, 90 y 180 días y con intervalos de 1 mes hasta cumplir 9 meses del postoperatorio. La eficacia del tratamiento a los 180 días fue considerada como: Buena (evaluaciones clínica y microbiológicas satisfactorias) en el 98 % de los pacientes del grupo tratados con aceite de girasol ozonizado y en el 78 % del grupo control; Regular (algunas de las evaluaciones insatisfactorias) para el 2 y el 17 %, respectivamente y en la categoría de Mala (ambas evaluaciones insatisfactorias) solo aparece un 5 % en el grupo control. La aparición de recidivas fue más frecuente en el grupo control (15 %) que en el de aceite de girasol ozonizado (5 %). En general, se observó en el grupo experimental mejores resultados clínicos (mejor evolución y cicatrización durante la duración del estudio) y microbiológicos, así como un menor porciento de recidivas. No se evidenciaron reacciones adversas.

Aplicación del aceite de girasol ozonizado en la amigdalitis aguda. Se estudiaron 15 pacientes afectados de amigdalitis aguda los cuales fueron tratados, diariamente durante una semana, con aceite de girasol ozonizado en la zona orofaringea. A dichos pacientes se les hicieron controles microbiológicos (exudado faríngeo) y exámenes físicos de la región orofaringea, al inicio y al final del tratamiento. Entre los microorganismos presentes en el exudado inicial se encontraba el Estreptococos pyogenes, Haemophylus influenzae, Bordetella pertussis, entre otros. Al final del tratamiento se alcanzó curación microbiológica y desde el punto de vista del examen clínico en todos los pacientes tratados.

El aceite de girasol ozonizado en el tratamiento de la infección por el virus del papiloma humano. Se estudiaron 16 mujeres que presentaban el virus del papiloma humano (VPH), tanto en vagina como en cérvix, las cuales fueron tratadas con pinceladas de aceite de girasol ozonizado en las zonas afectadas, ayudándose con el espéculo para hacer las curas. El tratamiento fue diario, durante 15 días. Los resultados, mediante colposcopía y citología, arrojaron un 94 % de efectividad.

Aplicación de óvulos de aceite de teobroma ozonizado en el tratamiento de la candidiasis vulvovaginal. Se trataron 90 mujeres por candidiasis vulvovaginal en edades comprendidas entre 17 y 51 años. Del total de pacientes, 30 fueron tratados con óvulos conteniendo un 10 % de aceite de teobroma ozonizado, 30 con Nistatina y 30 con Clotrimazol. A todas las pacientes sé les realizó exudado vaginal pre-tratamiento y exudado vaginal evolutivo seis días después de la aplicación del último óvulo post-tratamiento, además de un interrogatorio y examen físico. La clínica de estos pacientes está representada por : prurito, ardor y leucorrea con mayor prevalencia. De la comparación entre grupos se obtuvo que los síntomas y signos desaparecieron en mayor por ciento entre el primero y cuarto día de tratamiento para el grupo con óvulos de aceite de teobroma ozonizado y Clotrimazol y entre el noveno y décimo segundo día para el grupo de Nistatina. La curación para los pacientes tratados con óvulos de aceite de teobroma ozonizado fue de un 97 %, para el grupo con Clotrimazol fue de 80 % y para los tratados con Nistatina fue de 50 %, constatado por los exudados evolutivos post-tratamiento. Se comprobó la efectividad de los óvulos de aceite de teobroma ozonizado en la vulvovaginitis por Cándida albicans, constatándose su gran carácter germicida, obteniendo una buena evolución de estos enfermos, sin presentarse reacciones secundarias adversas al medicamento.

Aplicación de aceite de girasol ozonizado en la infección por oxiuros. El carácter germicida de aceite de girasol ozonizado se pudo comprobar en su acción en la infección por nematodos, específicamente en la eliminación de OXIUROS VERMICULARIS. Se estudiaron 15 niños afectados por este nematodo a los cuales se les aplicó diariamente, en la región perianal, pinceladas de aceite de girasol ozonizado, durante 3 d. A las dos semanas se repitió el tratamiento. Todos los niños eliminaron el oxiuro.

Aplicación del aceite de teobroma ozonizado en el tratamiento del herpes simple genital recidivante. Se estudiaron 40 pacientes aquejados de herpes simple genital recidivante, los cuales fueron divididos aleatoriamente en dos grupos de estudio, de 20 pacientes cada uno. Al grupo experimental se le aplicó una crema conteniendo un 20 % de aceite de teobroma ozonizado, 2 veces al día, durante 1 año y al grupo control, se le aplicó suero fisiológico y loción de zinc, con el mismo esquema de tratamiento. En el grupo experimental, 10 pacientes no sufrieron recidivas durante el año de estudio y en eI resto de los pacientes (10), las recidivas se espaciaron y disminuyeron la duración del brote. En el grupo control todos los pacientes manifestaron haber tenido recidivas, sólo en dos casos se espaciaron, pero no disminuyeron la duración de las mismas.

Aplicación del aceite de teobroma ozonizado en el tratamiento de la epidermofitosis de los pies. Se estudiaron 50 pacientes con diagnóstico de epidermofitosis de los pies, los cuales se dividieron aleatoriamente en dos grupos de estudio, de 25 pacientes cada uno. El grupo experimental fue tratado con una crema que contenía un 20 % de aceite de teobroma ozonizado, durante 6 semanas, dos veces al día y el grupo control con pomada de Whitfield sin azufre con el mismo esquema de tratamiento. Se alcanzó un 85 y 20 % de curación (examen microbiológico negativo) en el grupo experimental y el control, respectivamente, con diferencias significativas entre ambos grupos.

Estudio in vitro de la efectividad del aceite de girasol ozonizado sobre el Helicobacter pylori. En los últimos años se ha encontrado un creciente número de pacientes portadores de Helícobacter pylorí como unos de los causantes de la presencia de úlcera gastroduodenal. Se realizó un estudio in vitro de muestras de la mucosa de sistema digestivo contaminada con Helicobacter pylorí y tratadas con aceite de girasol ozonizado. Mediante el test de ureasa se evaluó la efectividad de aceite de girasol ozonizado. No se observó crecimiento de Helicobacter pylori en ninguna de las muestras tratadas con aceite de girasol ozonizado.

Aplicación de aceite de girasol ozonizado en el tratamiento de las hemorroides externas. Teniendo en cuenta el cierto carácter antiinflamatorio de aceite de girasol ozonizado así como su consistencia oleosa, se hizo un estudio en 200 pacientes afectados de hemorroides externas. La muestra se dividió aleatoriamente en dos grupos de 100 pacientes cada uno. El grupo experimental fue tratado con pinceladas de aceite de girasol ozonizado dos veces al día. El grupo control fue tratado con pomadas, analgésica y flebotónica, dos veces al día. Se obtuvo una desaparición de la sintomatología, así como una regresión de las lesiones mucho más rápida en el grupo con aceite de girasol ozonizado que en el grupo control.

Aplicación del aceite de girasol ozonizado en el tratamiento de las escaras. Se estudiaron 20 pacientes encamados que sufrían de escaras en la región sacra, los cuales fueron divididos aleatoriamente en dos grupos de estudio, de 10 pacientes cada uno. El grupo experimental fue tratado con aceite de girasol ozonizado, dos veces al día y el grupo control con pomadas de acuerdo al germen presente, teniendo en cuenta el antibiograma realizado, con igual esquema de tratamiento. Todos los pacientes lograron curar sus heridas. En el grupo del aceite de girasol ozonizado, el tiempo de curación fue menor y no hubo necesidad de realizar antibiograma, debido a su amplio carácter germicida. Aplicación del aceite de girasol ozonizado en el tratamiento de las úlceras de los miembros inferiores causada por insuficiencia venosa crónica. Se realizó un estudio con 20 pacientes con úlceras de los miembros inferiores causada por insuficiencia venosa crónica de menos de cinco años de evolución, los cuales se dividieron en dos grupos de estudio de 10 pacientes cada uno. A ambos grupos se les indicó reposo venoso, dieta hiposódica y analgésicos. Además se les realizó dos veces al día una desinfección mecánica de la región afectada con cloruro de benzalconio 1l5000. Al grupo experimental se les aplicó, después de cada desinfección, aceite de girasol ozonizado y al grupo control, pomadas antibióticas (de acuerdo al germen aislado). En el grupo experimental, se observó una mejoría de los signos inflamatorios y una aparición de tejido de granulación, a partir de las 72 h y del quinto día, respectivamente. Las lesiones cicatrizaron después de los veinte días de tratamiento. En el grupo control fueron tardías, tanto la evolución como la desaparición de los signos y síntomas y la cicatrización (esta última en más de 2 meses de tratamiento). Aplicación de crema cosmética a partir de aceite de teobroma ozonizado para la involución cutáneo. Se evaluó la eficacia del producto, en 10 mujeres con edades comprendidas entre 25 y 50 años. La crema se aplicó en la cara, previamente lavada, dos veces al día durante seis meses. Se constató el efecto beneficioso, en cuanto a la disminución de las arrugas finas, la coloración y la hidratación de la piel, en el 70 % de las mujeres tratadas.

 

conjunto

Ultima actualización (Jueves 19 de Abril de 2012 10:54)