Home Ozonoterapia y enfermedades infecciosas OZONO Y PRIONES ( por Gerard Sunnen)

OZONO Y PRIONES ( por Gerard Sunnen)

(Traducido por Juan C. P. Olmedo)

Un número de enfermedades que afectan a los seres humanos, animales y plantas están suscitando gran interés debido al hecho de que no siguen los patrones de contagiosidad tradicionales y que los agentes contagiosos responsables tienen una estructura y mecanismos de acción mal entendida..

La Encefalopatía Transmisible Espongiforme (TSEs)ocurre en seres humanos y animales, y se caracteriza por afectar al sistema nervioso progresivamente con un desenlace mortal. Como su nombre sugiere, durante largos períodos de tiempo se va produciendo pérdida neuronal y gliolisis, provocando microlagunas en el tejido cerebral, que se rellenan, por mecanismos desconocidos por depósitos amiloideos.

Las TSEs incluyen la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob (CJD), el insomnio fatal familiar (FFI), la enfermedad de Kuru, y de Gerstmann Straussler Scheinker (GSS)

Las TSEs en animales incluyen el Scrapie en ovejas, la encefalopatía felina espongiforme, encefalopatía crónica en ciervos y ungulados, y la más preocupante de todas: la encefalopatía espongiforme en bóvidos o enfermedad de las vacas locas.

 

En todas se sospechó un origen viral en su etiología, hasta que en los años 60 T. Alper sugirió que el agente del Scrapie pudiera tener capacidad replicante sin la presencia de acido nucleico. En 1982, S. Prusiner acuño la palabra prión, una nueva clase de agentes contagiosos con unas características novedosas.

Los priones no son virus convencionales. El acido nucleico, al parecer, no es necesario para su contagiosidad. Además, parecen operar recíprocamente con los genes del anfitrión, las proteínas y estructuras de la célula infectada de una manera compleja pero definitiva.

Las características que distinguen a los priones incluyen su resistencia a la radiación, a la inactivación por el calor, a los tratamientos antiviricos y retroviricos, a los productos químicos que desnaturalizan las proteínas como los fenoles. Estas características señalan a una estructura proteica como prión. Algunos priones se ha demostrado son glucoproteínas con una secuencia de aminoácidos de aproximadamente 250 u. No existe evidencia de que los priones contengan en su estructura componentes lipiditos.

Aparte del orden exacto de estos aminoácidos dentro de su estructura, la configuración espacial de los priones parece desempeñar un papel importante en su patogenicidad. Hay evidencia de que esto es verdad en el caso de los priones del Scrapie de las ovejas, que contienen dos regiones altamente hidrofóbicas capaces de atravesar las membranas celulares. Probablemente, una alteración en la arquitectura molecular del prión pueda deteriorar la capacidad del prión de atacar la membrana, comprometiendo asi su potencial destructivo.

Los priones, por la evidencia actual, son moléculas muy estructuradas, que navegan a través del cerebro y para lograr su efecto contagioso deben llegar intactos en su estructura.

El ozono todavía no se ha estudiado para la inactivación de priones y viroids (como el causante de la Hepatitis D ). El empleo de calor, radiación, enzimas, productos químicos han fracasado en la inactivación del prión, el ozono tiene características suficientes y distintas capaces de destruir el prión. Concretamente, tiene la capacidad probada de su poder oxidante intenso, que puede alterar el diseño estructural y espacial del prión por los siguientes mecanismos:

1.- El ozono tiene una capacidad demostrada de reaccionar con los dobles enlaces de carbono de origen orgánico, dando por resultado:

2.- La rotura selectiva de los múltiples enlaces de acoplamiento, alterando el ordenamiento apropiado y crucial para la contagiosidad de las unidades de aminoácidos de los priones, e impidiendo el acceso y conexión con el anfitrión, posiblemente reaccionando con los carbohidratos –y posiblemente lípidos- y.

1.- La metamorfosis de la configuración espacial del prión que, los datos experimentales demuestran que podría tener implicaciones importantes en los mecanismos de estrategia reproductiva. Es teóricamente plausible que las estructuras moleculares compactas como los priones, que contienen estructuras de aminoácidos exactamente ordenados por períodos largos de tiempo, que incluso mínimas alteraciones en su composición y/o configuración podrían asegurar su desactivación.

2.- El ozono cuando se aplica a cualquier liquido, reacciona con los componentes de estos líquidos en la totalidad de su volumen y espacio, casi instantáneamente. El ozono, como gas, sigue las leyes de los gases disueltos en los fluidos. Tiene por consiguiente, un mecanismo de acción completamente distinto a los agentes mencionados (calor, radiación, enzimas, químicos).

En conclusión, el ozono tiene capacidades únicas potenciales para destruir priones. A la vez que altera estas moléculas proteícas pequeñas contagiosas ejerce un papel contrapatogénico, las moléculas mas grandes versátiles proteicas y lipidicas se encuentran intactas en el suero de mamíferos.

 

Ultima actualización (Viernes 02 de Abril de 2010 19:28)