Home Introducción a la Ozonoterapia Historia del ozono medico

Historia del ozono medico

Los primeros generadores de ozono fueron desarrollados por Werner von Siemens en el año 1857 y en 1870 apareció el primer informe sobre el ozono como purificador de la sangre.

Existen evidencias de uso como desinfectante a partir de 1881, mencionado por el Dr. Kellogs en su libro de difteria.

En octubre de 1893 la ciudad holandesa de Ousbaden inaugura la primera planta de tratamiento de agua con ozono en el mundo. Hoy ya existen miles de municipios en todo el mundo que utilizan el ozono para este fin. Tanto aguas de beber como tratamiento de aguas residuales.

 

 

El primer libro sobre el ozono como terapia médica fue escrito por el Dr. Charle J. Kenworth y patrocinado por la Asociación Médica de Florida.  Nikola Tesla en 1896 patentó el primer generador de ozono, y en 1900 fundó Tesla Ozone Company. El mismo sistema inventando por éste ingeniero permanece invariable en nuestros dias. Existen generadores Tesla funcionando todavía perfectamente después de 75 años de uso. Tesla fue el primero que ozonizó el aceite de oliva.  En 1898, en Berlín, Luth iniciaba las terapias con oxígeno. Trabajó el ozono con animales y asoció el ozono al magnesio, produciendo Homozon.  En estas mismas fechas se publicaron varios trabajos en la revista Naturopahy por el Dr. Benedict Lust.  En 1902, J.H. Clarke publica en Londres un “Manual Práctico Médico” describiendo la utilidad del agua ozonizada para tratar la anemia, la diabetes, la gripe, envenenamiento por morfina, el dolor del cáncer, el envenenamiento por estricnina y la tos ferina.  En 1911, el Dr. Noble Eberhart, jefe de departamento de Fisiología de la Universidad de Loyola en el “manual de funcionamiento de alta frecuencia” utilizaba el ozono para tratar tuberculosis, anemia, clorosis, zumbidos, tos ferina, asma, bronquitis, fiebre del heno, insomnio, pulmonía, diabetes, gota y sífilis.  En 1913 se forma la primera asociación alemana de ozonoterapia por el Dr. Blass.  Durante la 1ª guerra mundial, el ozono se utiliza para tratar heridas, el pie congelado o pie del foso, la gangrena y los efectos del gas venenoso. El Dr. Albert Wolf de Berlín también utilizó el ozono para tratar el cáncer cervical y las ulceras de decúbito en 1915.  En 1920, el Dr. Charles Neiswanger, presidente del Hospital Universitario de Chicago publica “Práctica Electro terapéutica”. El capítulo 32 de este libro dedicado íntegramente al “ozono como agente terapéutico”.  En 1926, el Dr. Otto Warburg del Instituto Kaiser de Berlín anunció que la causa del cáncer radica en el déficit de oxígeno a nivel celular. Recibió el premió Nobel de Medicina en 1931. Fue nominado en dos ocasiones más para el Nobel.  En 1929 se publica un libro en EEUU, “Ozono y su acción terapéutica”, en el se enumeran 114 enfermedades y como tratarlas con ozono. Los autores eran todos Jefes de diversos Hospitales.  En 1933, la Asociación Médica Americana, dirigida entonces por el Dr. Simmons promueven y estimulan al Gobierno para que sean prohibidas todas las terapias que no sean medicamentos autorizados y debidamente registrados. La industria farmacéutica está en el origen evidentemente. Desde entonces la terapia con ozono en EEUU quedó prohibida y aún en algunos estados de EEUU persiste tal prohibición. Paraójicamente, la FDA aprueba el uso del ozono para purificar la sangre de transfusión y para estrilizar el agua de inyectables.  En 1932 un dentista suizo, E.A.Fisch lo utiliza en odontología.  En 1934, los prestigiosos médicos franceses Aubourg y Lacaste inician tratamientos con ozono mediante insuflación rectal.  En 1948, el Dr. Guillermo Turska de Oregón, comenzó a usar el ozono empleando una máquina diseñada por el mismo, y en 1951 escribió un maravilloso articulo, OXIDACION, que todavía sigue siendo hoy relevante. Turska inició las inyecciones de ozono en la vena porta alcanzando el hígado.  A partir de los años 1953 el Dr. Hans Wolff en Alemania escribió el libro Ozono Médico y fundó la primera escuela para médicos en Ozonoterapia.  En el año 1957, el Dr. Hansler patentó un generador de ozono que ha sido la base de los tratamientos en los últimos 45 años.  Más de 10000 médicos alemanes que utilizan y recomiendan el ozono a diario en su práctica médica.    En el año 1961 el Dr. Hans Wolf introdujo en su práctica médica la AUTOHEMOTERAPIA MAYOR y MENOR.  En 1977 la Dra. Renate Viebahn proporcionó una descripción técnica de la acción del ozono en el cuerpo.  En 1979, el Dr. George Freibott comenzó a tratar a su primer paciente de SIDA con ozono con éxito.  En 1980, el Dr. Horst Kieff reportaba los mismos resultados que el Dr. Friebott.  En 1987, la Dra. Viebahn y el Dr. Rilling publicaron el uso del ozono en medicina.  En 1990, Silvia Menéndez, Frank Hernández, Ofilio Peláez y otros, comunicaban en Cuba, dónde se fundó el primer Centro de Investigación de Ozono del mundo, éxitos en el tratamiento de la Retinosis Pigmentaria , Glaucoma, Retinopatías y Conjuntivitis.  En 1992, los rusos revelaron sus técnicas de usar el ozono burbujeandolo en salmuera para tratar a grandes quemados con resultados asombrosos.  Desde Octubre del año 2006 el Dr. Pérez Olmedo, médico de Familia español, realiza tratamientos utilizando la vía sublingual continúa, aplicando el extremo de la alargadera en contacto directo con la mucosa sublingual y respirando tranquilamente por la nariz. Durante cinco a diez minutos seguidos se deja que fluya directamente en la boca directamente el ozono. No siendo necesario realizar apnea. Las propiedades del ozono y su velocidad de reacción evitan la posibilidad de que el ozono penetre en vías respiratorias. Con esta técnica trató en asociación de AHT disfunciones ATM bilaterales con éxito, piorreas, odontalgias, aftas y candidiasis orales

Ultima actualización (Martes 30 de Marzo de 2010 22:16)