Home Ozonoterapia y enfermedades infecciosas Caso de Pioderma gangrenoso tratado con ozonoterapia

Caso de Pioderma gangrenoso tratado con ozonoterapia

Un caso de Pioderma gangrenoso tratado con ozonoterapia

(C. J. C) (Publicado en la Rivista di Ossigeno-Ozonoterapia. Octubre 2008)

Sumario
El Pioderma gangrenoso es una lesión dérmica catalogada
entre las lesiones necrotizantes con etiología imprecisa y cuya
evolución no tiende a una curación espontánea. Su tratamiento
aceptado como útil es muy agresivo y con efectos secundarios
conocidos (corticoides y antimitóticos- inmunodepresores). Este
caso único se curó con la aplicación del ozono y los factores de
crecimiento plaquetarios propios del enfermo, por lo que abre
una esperanza en la compresión de su etiología, así como en el
modo de tratarlo de forma eficaz.


Las lesiones necrotizantes suelen ser el resultado de infección por una variedad de
microorganismos, aerobios y anaerobios; también se reconocen infecciones similares
causadas por hongos, zigomicetos (antes denominados ficomicetos),
F.L. Meleney describió infecciones necrotizantes por estreptococos beta hemolíticos y
por sinergia bacteriana, y hoy todavía muchos las denominan "gangrena de Meleney" o
"infección sinérgica de Meleney".
Los síndromes necrotizantes tienden a ocurrir en huéspedes inmuno-comprometidos,
con enfermedades degenerativas y debilitantes, con diabetes o enfermedad vascular, con
neoplasias, o en pacientes que han sufrido trauma o han sido sometidos a operaciones
sobre los tractos gastrointestinal y genital. Sin embargo, también se presentan en
personas sin antecedentes patológicos con trauma mínimo abierto o trauma por
contusión, después de inyecciones hipodérmicas o aún después de operaciones limpias.
Sólo el diagnóstico precoz y una intervención quirúrgica radical de urgencia, unidos a
un excelente soporte de la función orgánica en una buena unidad de cuidado intensivo,
puede salvar la vida del enfermo.


Tipos de lesiones necrotizantes


Dependiendo de donde se instala el germen causante de la infección tendremos: celulitis
, fascitis necrotizantes, mionecrosis. De la misma manera según el germen causante
podremos “clasificar” los distintos tipos de lesiones necrotizantes. Asi tenemos


1. Gangrena bacteriana sinergística o gangrena de Meleney (Estreptococo
microaerofílico + S. aureus o Proteus)
2. Celulitis sinergística necrotizante
3. Celulitis crepitante no clostridiana
4. Fascitis necrotizante
5. Pioderma estafilocóccica, celulitis e infecciones estafilocóccicas de la herida
6. Pioderma estreptocóccica o impétigo, erisipela, celulitis, úlceras y gangrenas, e
7. infecciones estreptocóccicas de la herida
8. Pioderma gangrenosum (por flora polimicrobiana)
9. Gangrena gaseosa (clostridiana)
10. Mucormicosis cutánea necrotizante


En general, podemos resumir que, usualmente son producidas por estreptococos
aeróbicos, otros cocos Gram positivos, bacilos coliformes aeróbicos y clostridios.
Aunque las lesiones celuliticas suelen ser monomicrobianas, en general son de etiología
polimicrobiana.
El termino gangrena significa necrosis, es decir destrucción de tejidos, pero no toda la
culpa es del agente “causal” encontrado en la lesión;
Tan solo tenemos claro que la supervivencia de estos pacientes depende de un
tratamiento quirúrgico inmediato y agresivo, el cual consiste en la resección o
desbridación amplia y completa de todos los tejidos afectados. Al mismo tiempo se
debe de combatir la infección subyacente con antibióticos y antifúngicos.


El Pioderma gangrenoso


Entre las lesiones gangrenosas descritas antes, está el Pioderma gangrenosum cuya
etiologia es de causa desconocida. Fue descrita en el año 1930 por Brunsting,
Goeckerman y O’Leary.
El Pioderma gangrenosum es una úlcera de rápido crecimiento, de bordes
socavados y eritemato-violáceos, dolorosa, con una pobre respuesta al tratamiento
tópico y una rápida mejoría a la terapia sistémica esteroidal o con sulfonas. Afecta
en 90,9% a mujeres y el resto hombres (9,1%). El promedio de edad, al inicio de la
enfermedad, es de 47,5 años. La localización más frecuente de la lesión cutánea fue
en extremidades inferiores ( 72,7%), también se observaron lesiones en cara,
extremidades superiores y área genital.


Acerca de su etiologia, se afirma estar relacionada con una disfuncion del sistema
inmune, en particulñar de los neutrofilos. Aparece concomitante con enfermedades
sistémicas tales como: Colitis ulcerosa Enfermedad de Crohn; tambien Artritis y
neoplasias hematológicas. También con traumas sufridos, tanto físicos como síquicos
Debido a su baja incidencia son escasos los estudios con series numerosas, y existen
pocos antecedentes sobre el curso de esta enfermedad en el largo plazo.


UN CASO DE PIODERMA GANGRENOSUM (C.J.C.)


En Vacaciones me llama la paciente, me trasmite su preocupación: le ha picado un
mosquito y se le ha "infectado" . Me dice que le da pinchazos, tiene los bordes azulados
y un aspecto horrible……
Una vez en clínica inspecciono la lesión: su aspecto horrible. Bordes elevados color
rojo-violáceo. Fondo aspecto como masa de carne necrótica como de “hamburgesa
cruda” que se deshace al hacer la cura. El aspecto peri-lesional es edematoso, rosado y
muy sensible al tacto (me dice que intolera la venda muy ceñida).
Dada la sensibilidad extrema, decido lavársela con agua ozonizada y aplicar aceite de
ozono con parafina y vendaje flojo. Cuando llega a casa, se lo quita pues no puede
soportar.


Antecedentes


Sufre de colitis ulcerosa desde hace unos 20 años tras sufrir disturbios emocionales en
su ambiente familiar. Desde entonces padece tres a cuatro crisis al año con deposiciones
muco-sanguíneas. Se acompaña de gran cansancio físico hasta el hecho de manifestarse
a nivel bioquímica (proteínas bajas, elevación de las gammaglobulinas, anemia…etc ver
más abajo.).
Me comunica que ya le ocurrió algo igual hace 5 años y se la curó un dermatólogo
oncólogo.

18-Agosto: Comenzamos el tratamiento con las siguientes técnicas.


1. LIMPIEZA DE LA ULCERA CON AGUA OZONIZADA durante 10
minutos a 20 microgramos/ml
2. AHT Major (110 cc de sangre+100 cc de ozono a 50 mcrgr/ml de
concentración)
3. INFILTRO PERI LESIONAL CO SUS PLASMA RICO EN PLAQUETAS
OZONIZADO CON PROCAINA AÑADIDA.

 


 

 

22-Agosto
No hay mejoría, se va ampliado la superficie ulcerada. Pido a su hermana (es enfermera)
que le practiquen un análisis de sangre
ANALITICA

 


 

 

25-Agosto
Ante la no mejoría de la lesión decido que la visite el Dermatólogo que ya le había
tratado 6 años antes por el mismo motivo (Pypoderma gangrenoso en la otra pierna)

 


 

 

1-Septiembre
La decisión del Dermatólogo es tajante: Prescribe corticoides topicos en pomada
(Diprogenta) y que inicie tratamiento corticoideo pero os: Zamene 30 mgr tres dias e ir
rebajando un comprimido cada 3 dias o sea: 3-3-3-------2-2-2-------1-1-1----0
Yo, que no me doy por vencido, sigo mi tratamiento y tras hablarlo con ella, me da “su”
consentimiento para que siga “sólo” con mi tratamiento, abandonando la idea del
tratamiento del especialista (con cortisona, expuesto antes)

 


 

 

4-Septiembre
TEJIDO DE GRANULACION???? Observo menor reacción inflamatoria, menos dolor
y el pie va reduciendo su linfangitis)

 


 

 

11-Septiembre
Parece que la reacción inflamatorio periulceral se ha reducido y no le duele tanto; ella
esta mejor de ánimo. Le espacio la próxima visita

 


 

 

26-Septiembre
Va curando de arriba abajo. Decido variar un poco el tratamiento:


4. LIMPIEZA DE LA ULCERA CON AGUA OZONIZADA durante 10
minutos a 20 microgramos/ml
5. AHT Major (110 cc de sangre+100 cc de ozono a 50 mcrgr/ml de
concentracion)
6. APLICACIÓN DE SU PLASMA RICO EN PLAQUETAS OZONIZADO
DIRECTAMENTE SOBRE LA ULCERA (especialmente en su periferia)

 

Tras dos meses de tratamiento (cada 10 días), la ulcera fue evolucionando a una
curación completa como se puede observar en las fotos arriba expuestas. Podemos
observar que los bordes de la ulcera aun se agrandaron mas en su parte inferior, pero a
día de hoy esta totalmente curada.


CONCLUSIONES Y REFLEXIONES:


Teniendo en cuenta que la lesión que padeció seis años atrás tardó en curar 6 meses con
un tratamiento muy agresivo por parte del Dermatologo:
• Infiltración de Ciclosporina, alterna con cortisona soluble peri-lesional)
• Aplicación de crema de hidrocortisona (Diprogenta)
• Toma per os de 30 mgr de cortisona (Zamene) durante largo tiempo
El tratamiento actual seguido bajo pautas de ozonoterapia y PRP-O3 (Plasma Rico en
Plaquetas “ozonizado”) ha necesitado dos meses para lograr una feliz curación.
Atribuyo la agravación del inicio al “choque inmunologico” debido al tratamiento con
su propio plasma. También hay que contar con la debilidad inmunitaria tras su crisis
sufrida de Colitis Ulcerosa, así como su merma en proteínas plasmáticas.
Finalmente he de decir que según la dermatología actual, esta lesión no tiende a curar
espontáneamente ¡!, que no es causada por gérmenes en su inicio, sino que consiste en
un autoagresión tisular que se manifiesta como “vasculitis” con la necrosis consecuente.
Por esta razón se puede afirmar que en éste caso clínico, el ozono y los factores de
crecimiento de sus propias plaquetas, han sido definitivos para su curación.
Bibliografia
• Ozono. Aspectos básicos y aplicaciones clínicas. Editorial Cenic. Centro
nacional de investigaciones Científicas. La Habana. Cuba.
• http://en.wikipedia.org/wiki/Pyoderma_gangrenosum
• Revista médica de Chile versión impresa ISSN 0034-9887. © 2011
Sociedad Médica de Santiago

 

 


 

 

Ultima actualización (Viernes 20 de Abril de 2012 17:47)