Home Ozonoterapia y Oftalmologia Ozonoterapia en degeneración macular

Ozonoterapia en degeneración macular

Hospital Provincial Manuel Ascunce Domenech CAMAGÜEY

 Eficacia del ozono en la degeneración macular relacionada con la edad (Seca).

 Autores: Dra. Alicia Alonso Garcia. * Dra. Íris Chávez Pardo ** Dra. Maritza Palma López *

* Especialista 1er Grado en Oftalmología. ** Especialista 2er Grado Oftalmología.

RESUMEN Se realizó un estudio descriptivo transversal, con el objetivo de evaluar la efectividad del ozono en pacientes con Degeneración Macular Relacionada con la Edad (DMRE) seca, atendidos en la consulta de retina del Hospital Provincial Manuel Ascunce Domenech de la provincia Camaguey, en el período comprendido desde octubre del 2005 hasta abril del 2006.

El universo de estudio en coincidencia con la muestra estuvo constituido por 50 pacientes que cumplirán los criterios establecidos de inclusión establecidos, a los que se les aplicó dos ciclos de 20 sesiones cada tres meses, vía rectal. En los resultados el sexo femenino (66%) y la raza blanca (52%) fueron de mayor incidencia. los síntomas mas frecuentes, la disminución de la agudeza visual la metamorfosia, que mejoraron en todos los pacientes después del tratamiento. Los factores de riesgo y ambientales que predominaron, fueron: la edad, hipertensión arterial y el hábito de fumar. Palabras clave: Degeneración Macular/ diagnostico. Ozonoterapia/ tratamiento Antioxidante/ terapéutica.

INTRODUCCIÓN

La degeneración macular senil (DMAE) es una entidad clínica frecuente. Desafortunadamente, llegar a este diagnóstico significa por lo general que el paciente este perdiendo en forma gradual e irreversible la agudeza visual central. Se caracteriza por lesiones degenerativas progresivas de la mácula, una pequeña área en el centro de la retina (1,2). Afecta a personas mayores de 50 años, aunque la incidencia se dispara a partir de los 70. Se estima que un 30% de la población comprendida en este grupo de edad tiene alguna forma de DMAE (3-4). Su patogénesis no esta claramente definida desde hace varios años se reconoció su origen multifactorial, se plantea una predisposición genética con la contribución de determinados factores ambientales aun no identificados con los que se desencadenan las lesiones celulares que consisten, básicamente, en cambios degenerativos en el epitelio pigmentario de la retina y la membrana de Bruch, que originan la aparición de drusas (5).

La degeneración macular se clasifica en dos tipos: seca (no-neovascular) y húmeda o con neo-vascularización coroidea (6-9). Aunque esta última es la menos frecuente, es la responsable de la mayor parte de las cegueras legales (visión inferior al 20%) que se producen en las personas mayores.

Se han identificado diferentes factores ambientales y de riesgo que parecen estar relacionados con la DMRE; factores genéticos, tóxicos y nutricionales, como su nombre lo indica, el primer factor de riesgo es la edad. El hecho de que afecte a algunos pacientes no especialmente mayores (a partir de los 50 años), se debe a que el envejecimiento de la retina en ellos va por delante; es decir, se desgasta o envejece de forma prematura, esto puede ocurrir por una predisposición genética ante la que no puede hacerse nada o por agresiones evitables como los factores ambientales como el tabaco, el segundo factor de riesgo, que genera neurotoxicidad al disminuir el aporte de oxígeno a los tejidos. La arteriosclerosis produce un engrosamiento de la membrana de Bruch en la DMAE. Diferentes estudios constataron que la arteriosclerosis y el tabaco unidos potencian su efecto neurodegenerativo (9). La hipertensión es otro factor que agrava el pronóstico de la enfermedad, que afecta especialmente a la raza caucásica, ya que cuanto más pigmentada es la persona, menor es el riesgo de padecer la enfermedad. Recientemente se habla de otros factores de riesgo como el color claro del iris (ojos azules), opacidades del cristalino, afaquia e hiperopia, exposición a la luz, exposición laboral a productos químicos y la obesidad. Los factores nutricionales, entre los que se encuentran los antioxidantes (que podrían proteger los conos, captando radicales libres y oxigeno libre) que han despertado mucho interés en la actualidad. Muchos autores explican la DMRE y las maculopatía como el resultado de un ataque foto-oxidativa, por lo que los nutrientes con propiedades antioxidantes han sido muy estudiados. Aunque el resultado de los estudios realizados no descarta un efecto de algunas sustancias como la vitamina A o los carotenoides vegetales, el tocoferol, la vitamina C y el zinc o selenio, tampoco se han encontrado efectos protectores significativos en la mayor parte de los estudios. (10). Desde hace varios años se ha tratado infructuosamente de individualizar algunos factores implicados en la patogénesis de esta enfermedad, con el propósito de poder ofrecer un mecanismo terapéutico apropiado.

La ozonoterapia está basada en los efectos benéficos del gas en el organismo que son muy variados. El ozono actúa como antioxidante; inmunomodulador, además a nivel de los glóbulos rojos se incrementa la liberación de oxígeno generando un mayor transporte de oxígeno a las células, mejorando la función celular y la circulación en general. La ozonoterapia se utiliza con mayor frecuencia en las situaciones en que la medicina alopática no encuentra los efectos deseados. La ozonoterapia no es una medicina alternativa, sino que es considerada una medicina natural. Los tratamientos son rápidos, eficaces y económicos. El ozono es un gas inestable que se descompone fácilmente a una velocidad que depende de la temperatura. Por eso, no deja residuos tóxicos ya que dentro del organismo se transforma en oxígeno. Es por todos los beneficios y ventajas anteriores que hemos empleado este método para el tratamiento en la degeneración macular senil, siendo el propósito de este trabajo evaluar su eficacia.

 MÉTODO

 Se realizó un estudio descriptivo trasversal con el objetivo de evaluar la efectividad del ozono como terapia antioxidante en pacientes con Degeneración Macular relacionada con la edad (seca) evaluados en la consulta de retina del Hospital Provincial Manuel Ascunce Domenech de Camagüey; en el periodo comprendido desde octubre del 2005 hasta abril del 2006. El universo de estudio en coincidencia con la muestra lo conformaron 50 pacientes, a los que se les aplicó ozono por vía rectal a razón de 200 ml y concentración de 40 mg/L, durante 20 sesiones en dos ciclos cada tres meses período en que no consumieron ningún otro tipo de medicamentos empleados tradicionalmente en esta enfermedad. En todos los casos los pacientes cumplieron con los criterios de inclusión y o exclusión establecidos en la investigación Para la recolección de los datos como fuente primaria se confeccionó un formulario según criterio de especialistas que incluyeron las siguientes variables:

• Factores de riesgo y ambientales

 • Evaluación de síntomas y signos antes y después del tratamiento.

Los datos se procesaron de forma computarizada, presentándose en cuadros y gráficos para darle soporte al trabajo y poder evaluar la efectividad del ozono en pacientes con DMRE seca.

 Criterios de inclusión:

• Pacientes con DMRE seca con afectación de la agudeza visual entre 0.3 y 0.8.

• Pacientes que mostraron conformidad al proponerle el método previo consentimiento informado.

• Pacientes que decidieron incorporarse al estudio y suspender todas las terapias anteriormente utilizadas.

Criterios de Exclusión:

• Pacientes con enfermedades hematológicas y trastornos de la coagulación.

• Pacientes que no estuvieron de acuerdo en participar en el estudio. Criterios de Salida del Estudio:

• Pacientes que incumplieron las normas establecidos en la investigación.

• Inasistencia a tratamiento por más de 5 ocasiones.

• Abandono por cualquier causa. Definiciones Operacionales: Ciclos de tratamiento: Cada ciclo consta de 20 sesiones y se repite a los 3 meses hasta completar 2 ciclos Evolución del paciente según los ciclos de tratamientos.

• Excelente: Todos los pacientes que incrementaron la agudeza visual en 0.3 dioptrias.

• Bueno: Aquellos pacientes en los que se incrementó la agudeza visual 0.2.dioptrias.

• Regular: En pacientes con incremento de la agudeza visual del 0.1.dioptrias.

• Mal: Pacientes en los que no se experimentó ningún incremento de la agudeza visual después del tratamiento.

Control semántico: Ozonoterapia: El método terapéutico donde se utiliza una mezcla de oxígeno-ozono, obtenida a través de una descarga eléctrica de alto voltaje y alta frecuencia; resultando un gas terapéutico que en concentraciones adecuadas produce cambios fisiológicos beneficiosos al organismo.

RESULTADOS

El cuadro 1 muestra la distribución según grupos de edades, donde existió un predominio de las edades comprendidas entre 50 y 70 años, con 29 casos para un 58% (Grafico 1).

 En el cuadro 2 podemos apreciar como el sexo femenino predominó con 33 pacientes para un 66% (Gráfico 2).

En el cuadro 3 se recogen los resultados del comportamiento de la raza, el 52% del total representó la raza blanca, 14% la negra y 34% la mestiza (Gráfico 3).

 En el cuadro 4 se aprecia que el 100% de los pacientes refirieron como síntoma fundamental la disminución de la agudeza visual, 14 para un 28% (Gráfico 4).

En el cuadro 5 se observa los factores ambientales y de riesgo de mayor incidencia en nuestro estudio, refirieron hábito de fumar 27 pacientes para un 54%, hipertensión arterial 12 para un 24%, 14 del total eran obeso lo que represento un 28%, ojos claros tenían solo 4 pacientes que representó el 8% y déficit nutricional 10 pacientes (Gráfico 5).

EN el cuadro 6 se muestra el comportamiento de la agudeza visual antes del tratamiento, del total de pacientes 11(22%) tenían una disminución de la agudeza visual entre 0.3 y 0.4 mientras 46 pacientes tenían una disminución entre 0.5 y o.6, en 14 pacientes la agudeza visual se comportaba entre 0.7 y 0.8 para un 28%.

De igual forma apreciamos la evaluación de los pacientes luego del tratamiento, excelente 30%, buena 44% y regular 26% (Gráficos 6 y 7).

DISCUSION

 Nuestro estudio en coincidencia con la bibliografía estudiada, muestra mayor incidencia de la DMRE en pacientes mayores de 55 años aunque algunos autores plantean que puede verse un alza de esta enfermedad a partir de los 70 años (11). Corroboramos que el sexo femenino fue el mas afectado y a pesar de que no tenemos una explicación a ello si esta en correspondencia con lo planteado por otros autores (12 ). Es la raza blanca, con un total de 26 pacientes, la mayor incidencia lo que puede explicar el posible efecto nocivo de la luz en el epitelio pigmentario, de ahí que los pacientes con menor proporción de melanina son más sensibles a desarrollar DMRE seca. Se, observó que es la disminución de la AV el síntoma más frecuente, por el que acuden los pacientes, coincidiendo con otros autores (13) ,aunque algunos hablan de metamorfopsias, con una significación importante (14), no se mostró del todo así en nuestro trabajo donde solo el 28% la refirieron. Estudios de prestigiosos autores coinciden en que los factores ambientales y de riesgo ya sean de orden genético, nutricionales o tóxicos son trascendentalmente importantes en la aparición y progresión de esta enfermedad (15). En los resultados de nuestro trabajo fueron de mayor incidencia el mal hábito de fumar, la hipertensión arterial y la obesidad. En cuanto a la exposición a la luz a pesar de que no muchos pacientes la refieren como importante nosotros valoramos que las características de nuestro clima tropical y los cambios atmosféricos con el incremento progresivo de las temperaturas por la incidencia solar debido a el debilitamiento de la capa de ozono, no estamos exentos de las consecuencia a pesar de una relativa protección.

 El ozono posee la propiedad de estimular determinados sistemas enzimáticos antioxidantes protectores contra la acción de los metabolitos del oxigeno. De esta forma, la ozonoterapia puede generar una relación dinámica entre la actividad perioxidante y la actividad antioxidante de defensa que genera el organismo, los cuales mantienen la estructura de la membrana y el metabolismo celular. Esto se ha podido demostrar tanto en modelos animales como en ensayos clínicos (16-17 ). Como se muestra en el Cuadro 6 que evalúa el comportamiento de la agudeza visual los pacientes objeto del estudio, tenían una afectación de la agudeza visual que variaba desde o.3 hasta 0.8 dioptría, luego de tratamiento con ozono, 15 pacientes evolucionaron de forma excelente, en 22 se incremento la agudeza visual hasta 0.2 dioptría, por lo que se consideró una buena evolución, el 13 pacientes la evolución fue regular. Todos los pacientes tuvieron algún incremento de la agudeza visual después del tratamiento. Nuestros resultados son muy satisfactorios y alentadores a pesar de que en la literatura revisada no encontramos trabajos similares para comparar los resultados.

CONCLUSIONES

Los grupos de edades estudiados mostraron, que las edades comprendidas entre 50 y 70 años fueron los más afectados, el sexo femenino y la raza blanca otros factores de riesgo igualmente importantes fueron el hábito de fumar, la Hipertensión Arterial y la obesidad, los síntomas mas referidos la disminución de la agudeza visual y la metamorfopsia, la evolución de la agudeza visual y la repercusión social de los pacientes, sin reacciones adversas nos da elementos para plantear la eficacia del ozono en la DMRE.

RECOMENDACIONES

Continuar trabajando en el uso de la ozonoterapia a pacientes con Degeneración Macular Relacionada con la Edad por los beneficios de esta terapia bioxidante, por su rápida recuperación e incorporación a la sociedad , bajo costo al paciente y aporte de una mejor calidad de vida.

BIBLIOGRAFIA

 1) Algvere PV, Libert C, Lindgärde G, Seregard S. Transpupillary thermotherapy of predominantly occult choroidal neovascularization in age-related macular degeneration with 12 months follow-up. Acta Ophthalmologica Scandinavica, (2003), Vol. 81 Issue 2, p110-118 (ref.4)

2) M La Cour, JF Kiilgaard, MH Nissen. Age-Related Macular Degeneration Epidemiology and Optimal Treatment. Drugs Aging 2002; 19 (2): 101-133 (ref. 6)

3) Hooper CY, Guymer RH. New treatments in age-related macular degeneration. Clínicas & Experimental Ophthalmology, Oct2003, Vol. 31 Issue 5, p376-392 (ref.2).

4) E Weir: Age-related macular degeneration: armed against ARMD. Canad. M.A.J (2004) 170 (4): 463-464

5) Evans JR, Henshaw K. Antioxidant vitamin and mineral supplementation for preventing age-related macular degeneration. Cochrane Database Syst Rev 2000; 2:CD000253.

6) Dentchev T, Milam AH, Lee VM, Trojanowski JQ, Dunaief JL. Amyloid-beta is found in drusen from some age-related macular degeneration retinas, but not in drusen from normal retinas. Mol Vis 2003; 9: 184-190.

7) Bueno Lozano J, Rodríguez Ramírez M, García Lozano I, Zato MA. Nuevos tratamientos para la degeneración macular asociada a la edad. St Ophthalmol 2005; 4: 211-216.

8) Araiz Iribarren J. Triamcinolona intravítrea. Arch Soc Esp Oftalmol 2004; 79: 583-585.

9) Wormald R, Evans J, Smeeth L, HenshawK. Photodynamic therapy for neovascular age-related macular degeneration (Cochrane Review). Cochrane Database Syst Rev 2001; 3:CD002030.

10) Votruba M, Gregor Z. Neovascular age-related macular degeneration: present and future treatment options. Eye 2001; 15(Pt 3):424-9.

11) Sainz C. Estudio de la prevalencia degeneración macular asociada a la edad en una población navarra institucionalizada y su relación con los factores de riesgo conocidos [Tesis Doctoral].Pamplona: Universidad de Navarra; 2000

12) G Wolf, Lipofuscin and Macular Degeneration. Nutrition Reviews, Oct2003, Vol. 61 Issue 10, p342-352 (ref.3).

13) Fine SL, Berger JW, Maguire MG, Ho AC. Agerelated macular degeneration. N Engl J Med2000; 342(7):483-92.

14) Oneill C, Jamison J, McCulloch D, Smith D.Age-related macular degeneration: cost-of-illnessissues. Drugs Aging 2001; 18(4):233 - 41.

15) . Menendez de Lucas JA, Morcillo LaizR. Cuestiones Médicos-Legales sobre los fármacos Actualmente Empleados en el Tratamiento de la DMAE. Archivos de la Sociedad española de Oftalmología. N. º 7 - Julio 2006

16) Albers H., Kromhardt H.: « Zur Frage der therapeutischen Beeinflussung oxidativer Nachwirkungen im Zuge der HOT nach Wehrli ». F. Med. Clin., 55, 108, 1960.

17) Mattassi R.: « Ozonoterapia ». Organizzazione Editoriale Medico Farmaceutica, Milano, 1985.


Ultima actualización (Jueves 24 de Febrero de 2011 10:18)